Seguinos:

Noticia

Volver
Agua para la hacienda: algunos tips para tener en cuenta siempre, pero más aún cuando aumenta el consumo
  • Ganadería

  • Agua para la hacienda: algunos tips para tener en cuenta siempre, pero más aún cuando aumenta el consumo

  • Expertos de INTA analizan claves para prever problemas en la bebida de la hacienda, inherentes a la salud y a la productividad.

    "Podemos hablar del rango una vaca adulta de cría entre los 400 y 500 kg puede estar consumiendo entre 50 y 100 litros de agua por día, de acuerdo a una serie de diferentes circunstancias dijo el Médico Veterinario Ricardo Luis Sager de INTA Villa Mercedes, San Luis, en la Agenda Aapresid de esta semana, un espacio donde se debaten sobre los temas técnicos del momento.

    Y el mismo Sager detalló que la temperatura ambiente, el tipo de alimento, el estado fisiológico del animal, y si el animal esta o no en lactancia, son condicionantes del consumo de agua por parte del animal.

    Y lo importante de esta noción de amplitud, es que el productor debe prever la reserva de esa cantidad de agua, y es importante porque luego los animales, sobre todo los que están en pastoreo, tienen condicionamientos más allá de los bebederos como pueden ser las lluvias, el rocío, que es agua que también se esta incorporando.

    "En cría podríamos hablar del equivalente vaca como en el forraje, si hablamos por vaca y de cubrir las exigencias de las otras categorías asociadas al sistema", dijo Sager.

    El otro punto es la accesibilidad, es decir donde esta esa agua disponible para los animles, tanto en grandes extensiones como en parcelas. Y es que "todavía nos preguntamos si el agua debe estar en la parcelas de uso diario, con algunas precauciones" señaló el especialista.

    También hizo mención a calidades referidas a su composición química, y recordó que el agua aporta una cantidad de nutrientes muy importantes que no los aportan los forrajes, o en todo caso ayuda a balancear lo que aportan los forrajes.

    "La experiencia nos dice que aguas que tengan entre 2 y 4 gramos de sales totales, resulta ser un rango bastante apropiado para todos los esquemas productivos. Cuanto más intensivo es el sistema más cerca de 2 gramos de sólidos totales por litro. Y en aquellos sistemas un poco más laxos extensivos de menor presión productiva, podrían subir hasta los 4 gramos, como condición óptima", dijo.

    El mismo Sager detalló que "si estamos por debajo es probable que tengamos algunas deficiencias, en los aportes nutricionales de ese agua. Si estamos por encima podemos tener limitaciones por la calidad, ya que el animal va a consumir una determinada cantidad de sales, y cuando se satura deja de tomar agua y deja de comer o reduce el consumo".

    Elementos más allá de las sales
    Hay dos elementos que no influyen tanto en la calidad en cuanto a los sólidos disueltos totales pero que pueden aprobar el uso del agua. Uno es el flúor, por ejemplo en el norte de la provincia de La Pampa, agua con altos niveles de flúor reducen la vida útil de las vacas en 3 o 4 años como consecuencia de la pérdida de la dentición, vacas de 6 a 7 años de edad se quedan absolutamente sin dientes. Entonces es un problema muy serio dijo el especialista.

    El otro factor es el arsénico, se explayó Sager y dijo, "cabe aclarar que no hemos encontrado alguna patología o alguna limitación directa debido al consumo de arsénico en animales. Pero siempre al lado de un animal hay personas que pueden estar compartiendo el agua y por ende el arsénico sigue siendo uno de los elementos clave, más alla de las sales, que deberíamos tener en cuenta para evitar el consumo de agua no apta".

    El otro aspecto es el pH y en tal sentido dijo que la mayoría de las aguas de nuestro país están entre la neutralidad y la leve alcalinidad que es la opción que prefieren los animales, y también existen algunas aguas un poco más ácidas, que los animales rechazan un poco su consumo.

    Dentro de las sales hacemos referencia a sólidos disueltos totales, pero hay sales beneficiosas y sales perjudiciales. Si dentro de esos sólidos totales el agua contiene muchos sulfatos, sulfatos de magnesio, de sodio, de calcio, comienza a adquirir otras características. Ya no se habla de agua salada o dulce, sino que es amarga, que genera algún tipo de rechazo por parte de los animales.

    De acuerdo a lo mucho visto en nuestro país, podemos decir que “tenemos tantas calidades de agua como paisajes en el país”, recuerda Sager.

    Y cada campo es un laboratorio que genera su propia agua y ello esta muy relacionado con las características del terreno, de suelo, si son aguas superficiales o subsuperficiales si el agua es provista en las napas por lluvia o por escorrentía superficial o por infiltraciones, etc.

    Por ello es que cada establecimiento es un mundo, y aún cuando puedan tener pocas variaciones y es necesario conocerlo, no intuirlo y a partir de ese conocimiento podremos hacer una serie de cosas", señaló.

    En lo que se refiere a mortandad, con la gran movilidad de que la hacienda tiene en nuestro país, si se trae hacienda joven inexperta desde zonas de aguas dulces a zonas de aguas de agua saladas, que hay en todo el país, esos animales sufrirán mucho y rechazarán el agua. Y solo la van a consumir cuando no tengan otra alternativa. Y algunas se morirán por la mal llamada "intoxicación hídrica".

    Este último en realidad es un problema de hidratación aguda, como consecuencia de una deshidratación previa, siendo este el extremo que se puede presentar.

    Productividad influencia por la calidad del agua
    Luego se puede limitar el consumo de alimentos en cantidad, pero a su vez existen una serie de interferencias a través del proceso de degradación en el que aún consumiendo una buena cantidad de alimentos la eficiencia de absorción en la digestión, disminuye muy significativamente. Y ello impacta de manera significativa en la ganancia de peso en los encierres a corral, y en la disminución de los litros de leche en los tambos.

    Por ejemplo, una vaca que produce 20 litros de leche por día, a parte de los litros de agua que precisa para mantenerse, precisa unos 20 litros más para producir ese volumen de leche. Si por alguna razón, por la salinidad o la alcalinidad no los puede consumir, esos 20 litros no los producirá nunca.

    Y en el caso de las vacas de cría, que son los sistemas un poco menos sensibles, a la calidad del agua, lo que ocurrirá es que se va a tener más vacas en baja condición corporal, que a repercutir luego en una mala lactancia y en baja ganancia de peso del ternero al pie de la madre. Y eso en el mejor de los casos que quede preñada. Tal es así, que en algunas zonas las preñeces son alternativas año por medio o cosa por el estilo.

    Otro disertante fue el Lic. en ciencia y tecnología de los alimentos Eduardo Fernández de INTA Balcarce, responsable del laboratorio de bioquímica, quien se refirió a las principales problemáticas que se detectan en los análisis de aguas, y dijo que al vez el más notorio en este último par de años es el incremento en las concentraciones del ión fluoruro en las muestras de agua, con un exceso entre dos a cuatro veces por encima del límite recomendado.

    De manera tal que hace un par de años que se agregó la determinación del ion fluoruro para definir la aptitud o no par consumo de toda fuente de agua. Puede que haya un agua que se considere apta para el consumo, hasta que se hace la determinación de fluoruros. Otro detalle es que el exceso de este ión se asocia fuerte con la carencia del cobre.

    El agua es un alimento
    La recomendación que solemos dar es que en primera instancia se evite la suposición de que el agua disponible es buena, y siempre se haga el análisis de calidad. Y en el mismo sentido, incorporar el concepto de que el agua es un alimento. Esto más alla que en todo momento habrá consideraciones de tipo económico que condicionarán las decisiones sobre el agua a suministrar a la hacienda.

    Y de acuerdo al parámetro que se escape de las tolerancias en cada análisis, las recomendaciones van desde mezclar el agua con otras de distintos contenidos (más sanos), para bajar las concentraciones que escapan a esas tolerancias, o bien probar con alguna categoría de menor importancia para el sistema productivo en cuestión y ver que pasa.

    No olvidemos que debido a las temperaturas que se estan dando durante esta semana, se levantan las tolerancias admitidas para distintos factores definitorios de calidad de agua, comentó Fernández. Esta claro que ante una mala calidad de agua las alternativas son hacer represas para colectar agua de lluvia,

    Algo importante a considerar es que la calidad del agua dependerá del recipiente que la contiene. Es decir, si tengo agua destilada almacenada en un bidón donde hubo una solución de arsénico, tendré una solución de arsénico. Y esta problemática la vemos con mucha frecuencia.

    Otro comentario de Fernández fue que "el muestreo más representativo es el que sacamos de donde toma agua la vaca. Tal es así, que si tengo en un tanque australiano agua con medio gramo de sal por litro, pero estoy muestreando del bebedero donde en estas épocas donde hay evaporación de agua con la concentración de solutos probablemente el agua que tenga en el bebedero, no se va a corresponder con la que tenga en el tanque".

    Otro ejemplo de práctica que implica consideraciones sobre el agua, "se ve en los traslados de hacienda desde la zona de Balcarce con concentraciones de 0,5 a 0,7 gramos por litro que son llevados a Madariaga donde suele haber infltraciones de agua de mar, con 13 gramos de sal por litro. La recomendación nuestra es analizar el agua al menos dos veces al año en temporadas con temperaturas diametralmente opuestas", dijo Fernández.

    Por su parte Corina Cerdá del INTA de Bahía Blanca, señaló entre otros conceptos, que la experiencia le enseña que el productor no hace análisis de agua como una práctica habitual, hasta en tanto no detecte un problema sanitario en su rodeo.

    Sn embargo, dijo Cerdá, es una práctica que permite evitar precisamente problemas sanitarios, cuando no de mortandad a la vez que ayuda en la prevención de importantes pérdidas económicas.

    Fuente: https://www.clarin.com/rural/agua-hacienda-tips-tener-cuenta-siempre-aumenta-consumo_0_5VqpERWg0.html

    Seguir leyendo
  • 2022-01-18

  • santamarina.com.ar